De todos es conocido que los tratamientos con fármacos antitumorales (quimioterapia) pueden producir alopecias totales o parciales. Los oncólogos suelen indicar a sus pacientes los efectos del fármaco que les administra, con lo que estos pacientes pueden prepararse y asesorarse de las soluciones a las que pueden optar para mitigar los efectos secundarios de estas terapias.

La caída o defluvio suele aparecer a los 20-40 días tras el primer ciclo. Puede variar de un paciente a otro, dependiendo de la dosis y la duración del tratamiento. El cabello cesa en su ciclo reproductivo y cae. Se inhibe la mitosis en las células de la matriz del bulbo piloso, en otros casos el cabello entra en catagen precoz.

Hoy por hoy existen pocas estrategias eficaces para prevenir este efecto adverso que no tiene repercusión sobre la integridad física, pero si un gran impacto psicológico.

De la misma manera, una vez terminado el tratamiento, a los 30-40 días la actividad del bulbo se recupera. El pelo empieza a crecer, aunque débil, rizado y con un color parduzco.

La piel y las uñas también pueden sufrir alteraciones, sequedad, descamación, pigmentación, cambio de color en las uñas, etc. Por  lo que también conviene consultar al especialista sobre su cuidado.

El cabello

Caída parcial

El cabello no cae en su totalidad pero sí pierde frondosidad, está debilitado y apático.

  • Cuide en extremo su cabello hasta finalizar el tratamiento.
  • Lave el cabello con un champú muy suave para lavados frecuentes (no un champú para niños)
  • No realice trabajos técnicos (moldeadores, tintes, baños, desrizados…)
  • Haga tratamientos de refuerzo y nutrición.
  • No exponga sus cabellos al sol y si lo hiciera protéjalos con productos específicos para los rayos solares.
  • No abuse del secador y no utilice la plancha. El secado al aire será más conveniente.

Caída total

Como a las tres semanas de ponerse la primera sesión de quimioterapia, notará una caída repentina que irá en aumento.

  • Nada más que se aprecie la caída conviene rasurarse el cabello para evitar la angustia de verlo caer día a día
  • Será en este momento la hora de colocarse el gorro, pañuelo o peluca que usted haya decidido anteriormente y que deberá estar listo.
  • Si decide utilizar una peluca, recuerde que deberá dejar al aire libre su cuero cabelludo unas horas al día.
  • No solo hay una caída del pelo de la cabeza. Cejas, pestañas, vello púbico, axilas piernas… Pueden verse afectadas también.
  •  Este momento es duro para el enfermo por el gran cambio de imagen que supone verse calvo. Pero recuerde que es transitorio, en el momento que termine el tratamiento todo suele volver a la normalidad.
  • Transcurridos unos 15 días de raparse el pelo, la piel sigue manteniendo una parte ínfima de cabellos dentro del poro, pero que están desprendidos  del bulbo (el pelo está muerto). La piel lo va expulsando muy poco a poco, pero producen grandes picores y desasosiego. Le recomendamos retirarlos todos de una vez con métodos que no sean demasiado agresivos para el cuero cabelludo.
  • Al no tener pelo en la cabeza, queda al descubierto la piel. Trátela como tal, protéjala, y cuídela.

La piel

La piel es un órgano que se ve muy afectado por los procesos de quimioterapia. Pueden aparecer casos de sequedad, agrietamientos, picores, pigmentación, foliculitis….Consulte siempre con su médico cualquier anomalía o molestia.

1. El cuero cabelludo

  • Al desaparecer el cabello extreme los cuidados del cuero cabelludo.
  • Lávelo con champús neutros o dermocalmantes para aliviar los picores si los hubiera.
  • Ponga después del baño una crema en toda la cabeza. Es importante mantener la piel en un buen estado. Le recomendamos que sea la misma que utilice en la cara.
  • Mantenga  siempre protegida la cabeza de los rayos solares,  con pañuelos o sombreros. Recuerde que es una piel vulnerable que estuvo protegida por el pelo.
  • En caso de alguna anomalía, como granos, sequedad extrema acuda a su médico

2. El cutis

Puede resecarse anormalmente y con ello acentuarse las líneas de expresión también suele pigmentarse toda la piel incluida la cara.

  • Hidrate la piel  abundantemente  aunque sea varias veces al día
  • Protéjala de las radiaciones solares y no tome rayos UVA
  • No realice ningún tipo de tratamientos abrasivos, peeling, cremas con ácidos o tratamientos despigmentantes durante la quimioterapia o la radioterapia.
  • En caso de recibir radioterapia consulte a su médico si puede utilizar cremas y cual es la más conveniente.
  • Las cremas testadas como hipoalergénicas serán mucho más fiables.
  • En caso de algún problema, consulte siempre a su médico.

3. La piel del resto del cuerpo

  • Un gel suave bastará para la higiene diaria, combinada con una buena hidratación corporal.
  • Utilice ropa holgada y de fibras naturales (sobretodo la ropa interior procure que sea de algodón).
  • No tome el sol, y si lo hace con una crema de factor de protección alto .No tome los rayos UVA.
  • No realice Peeling corporal, ni tratamientos corporales  agresivos.
  • En  caso de cualquier anomalía, consulte siempre a su médico.

4. Las uñas

Las uñas son láminas córneas de rápido crecimiento que también se ven afectadas por los tratamientos de quimioterapia. Se debilitan, aparecen estrías, se pigmentan….

  • Mantenga las uñas cortas.
  • Extreme la máximo su cuidado y protéjalas con guantes para realizar trabajos que puedan dañarlas
  • No utilice esmaltes, ni quitaesmaltes .La uñas al natural es lo mas recomendable (aunque no estén muy bonitas).
  • No se haga manicuras agresivas (consulte con profesionales)
  • En caso de problemas, acuda siempre con su médico.

Técnicas paliativas para mejorar su aspecto

Los tratamientos con quimioterapia en muchas ocasiones nos dejan sin pelo, con la piel cetrina, sin cejas ni pestañas cambiando notablemente nuestro aspecto y expresión. Tomar ciertas precauciones (asesorado por profesionales en el sector), le ayudarán a mantener su imagen. También puede optar por un cambio radical.

Pelucas

 Existen en el mercado infinidad de modelos, precios y por supuesto calidades en la confección y los materiales empleados.

Pelucas estándar

  • Confeccionadas en fibra: Son más voluminosas que las de cabello natural, no se enreda mucho y no pierde el color con facilidad, es un cabello más grueso que el natural. Es ideal para ducharse con mucha frecuencia (siempre con agua fría o tibia), sin embargo no lo es tanto para las personas que duermen con la prótesis, puesto que el roce de la almohada y el calor hacen partir las puntas de la fibra. No se pueden trabajar con el secador de mano ni cambiarla de color o de forma.
  • Confeccionadas en cabello natural: Tiene movilidad y naturalidad, se puede dormir con la prótesis sin ningún problema. A las prótesis con cabello natural se les puede hacer cualquier tipo de trabajo de peluquería (tintes, moldeadores, cambio de peinado, etc.).

Pelucas a medida

Son modelos de la más alta calidad técnica y estética, su grosor es mínimo y se adapta totalmente a la anatomía de la persona que la usa. La implantación de los cabellos obedece a una técnica muy avanzada de extraordinarios resultados, que permite reproducir fielmente  la imagen de la persona que la va a utilizar. La transpiración es variable, según las necesidades,  puede ir desde el 50%  hasta el 100%.

Maquillaje

El maquillaje es sin duda un arma que podemos utilizar para vernos mejor ya que con unos pequeños trucos podemos disimular o resaltar lo que mas nos interese.

Cutis

Usar un maquillaje en tonos rosas (nunca beige) bien difuminado, contrarrestara el color grisáceo del cutis. Un colorete no muy oscuro con unos toques de polvos blancos en el borde superior del colorete, dará un aspecto muy saludable.

Ojos y cejas

 La carencia de pestañas, dan a los ojos una expresión muy peculiar. Supliremos esta falta con un lápiz de color negro, haciendo una finísima raya en la base de las pestañas que todavía queden. En la parte inferior recomendamos que la raya sea de color verde oscuro, para no crear una mirada demasiado dura. Las cejas no suelen desaparecer del todo, pero pierden muchísimo volumen. Se puede solucionar con un lápiz de color marrón haciendo trazos discontinuos muy finos simulando la posición de los pelos que cayeron.

Labios

Es necesario hidratar mucho los labios y darles algo de color. Al perder un poco la expresión de los ojos, resaltaremos un poco más los labios.

Estos pequeños trucos le ayudarán a verse mejor. En un principio puede llevarle más tiempo pero el resultado vale un pequeño esfuerzo. Y recuerde   que no es necesario mucha cantidad de producto para lograr un buen resultado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *